LA RESPIRACIÓN ES FUNDAMENTAL PARA NUESTRA VIDA COTIDIANA

Como ya sabemos, la respiración es fundamental para nuestra vida cotidiana y es una de las principales funciones de los organismos vivos, a través de la que se producen reacciones de oxidación que liberan la energía necesaria para el metabolismo.
El hombre suele restarle importancia a los actos cotidianos; da la impresión de que estos pierden todo su valor porque los repetimos automáticamente. Un ejemplo de ello es la respiración. Nadie nos enseña a respirar, ya que se trata de un acto reflejo que alimenta nuestras células de oxígeno. Pero así como no aprendemos a respirar, lo que sí podemos hacer es aprender a controlar nuestra respiración.
A través de una correcta respiración, podemos no sólo dominar la energía que consumimos para utilizarla como queramos, sino que también podremos controlar nuestros latidos, nuestro miedo, nuestro cansancio. El dominio de la respiración nos permitirá unificar nuestro cuerpo y con nuestra mente.
Existen cuatro formas de respiración:

– Clavicular: se realiza con la parte superior de los pulmones.

– Costal: se realiza con la parte media de los pulmones.

– Abdominal: se realiza con la parte inferior de los pulmones

– Respiración completa: se produce cuando los pulmones se llenan completamente.

Pranayama se denomina en el yoga a los ejercicios respiratorios a través de los que se logra alcanzar el control del prana o la energía vital. Se puede decir que esta es la meta a la que apuntan absolutamente todos los ejercicios del yoga, tanto los respiratorios, como las asanas particulares.
En los ejercicios de Pranayama se contemplan cuatro fases en la respiración:

– Inhalación o Puraka: ingreso del aire en los pulmones.

– Exhalación o Rechaka:expulsión del aire de los pulmones.

– Retención o Kumbhaka:

*kumbhaka interno: retención del aire con los pulmones llenos.

*kumbhaka externo: suspensión del movimiento respiratorio con los pulmones vacíos.

La respiración tiene una relación íntima con el funcionamiento del sistema nervioso: es un mecanismo consciente e inconsciente a la vez, motivo por el cual actúa de lazo entre la psiquis profunda e inconsciente y la superficial o consciente. Debemos aprender a respirar de forma profunda y fluida, es decir, con serenidad y sin cambios de ritmo bruscos. Nuestra mente se encontrará entonces en óptimas condiciones para concentrarse y relajarse.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email
Share on print
Print
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestra página. Al continuar navegando en esta web, acepta nuestra Política de Cookies para los fines anteriores.